16/3/17

Las citas intertextuales

omentamos en un post anterior el vacío que habían dejado las normas de Vancouver al deponer la actualización de la parte correspondiente a la bibliografía (Fig. 1). Y por lo menos en mi entorno he detectado que ha pasado desapercibido porque fue tanta su influencia que aún algunos autores piensan que sigue vigente o desconocen que la norma actual es la del Citing Medicine, que a su vez sigue la norma ANSI/NISO Z39.29-2005 Bibliographic References. Otra cuestión es que el despliegue de ejemplos y la profundidad que ofrece la norma desarrollada por la NLM sea cómoda para sus usuarios. 
Fig. 11 - De las normas de Vancouver (2013)
Como ya en su momento ofrecí algunos ejemplos usuales en este mismo blog lo que quería indicar ahora es que hay otra pequeña confusión con el tema del formato de las citas intertextuales, esto es las que recorren los textos publicados y remiten al número correspondendiente o a un nombre en la lista de la bibliografía que suele ir al final de los artículos. El propio Citing Medicine (Fig. 2) admite la diversidad de formato, indicando que hay verdaderamente tres estirpes posibles (por orden de aparición, por nombres de autores y por años de publicación) y apuntando sus ventajas. Pero queda bien claro que el estilo del sistema de marcas o llamadas hacia la bibliografía depende de los editores de la revista. El New England Journal of Medicine sigue el primer sistema, y en sus artículos hay un número volado o extraíndice que remite a un número de orden en la bibliografía final. Las revistas de Willey & Sons siguen el sistema nombre-año. 
Creo recordar que el Reference Manager, un gestor bibliográfico predecesor de Zotero o End-Note y Mendeley, admitía más de 400 estilos diferentes. Esos estilos afectaban la presentación de las citas intertextuales y también la ordenación de los elementos dentro de cada cita bibliográfica. El enorme parecido entre muchos de los estilos es tan desconcertante que parece inimaginable que la tendencia resista mucho tiempo más. Además de que no facilita la admisión de manuscritos, algunos de los cuales son ofrecidos consecutivamente a varias revistas, parece que no debería diversificarse tanto algo sobre lo que se han hecho tantos esfuerzos de normalización.
Es decir, en pocas palabras, que lo que los autores tienen que hacer es seguir el formato que imponen los editores de las revistas científicas.

Fig. 2 - Citing Medicine sobre las citas intertextuales

(c)SafeCreative *1703161158953

21/2/17

La Myotomia de Cowper

as letras capitales de la Myotomia reformata (1694) del cirujano inglés William Cowper están reproducidas en la web de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda. Es myotomia (sección de un músculo) y no myotonia, que es un trastorno muscular. Un ejemplar de 1724 obtuvo en Christie's un precio de 6250 dólares. Mark A. Sanders presenta el libro con las siguientes palabras:
"William Cowper was an 18th-century London surgeon/anatomist who made important contributions to several medical disciplines. He achieved lasting fame for describing the bulbourethral glands and lasting infamy for pirating plates for his anatomical atlas, the Anatomy of Humane Bodies. Cowper wrote the books and papers that taught the forerunners of today’s surgeons and anatomists. His most famous pupil, the great surgeon William Cheselden, was one of the teachers of John Hunter, the founder of modern surgery. Cowper’s magnificent atlas of human myology, the Myotomia Reformata, is a showcase for exquisitely rendered illustrations of muscles and bones. Cowper populated his masterwork with dozens of delightfully decorated initial letters depicting anatomical scenes. This article introduces readers to the long-forgotten William Cowper and exhibits his stunning historiated letters in all their glory".
Aparte de la habilidad de William Cowper como dibujante no está de más señalar que los grabados son obra de Michael Vandergucht, grabador flamenco que vivió en Inglaterra. Las letras capitales que aparecen encabezando diversos capítulos del libro son en parte un homenaje a las del libro del fundador de la moderna anatomía, Vesalio, De humani corporis fabrica (1543), que aún era xilográfico, cuando el de Cowper tiene los grabados en cobre.
El artículo de Fabio Zampieri et al. sobre Vesalio hace hincapié en algunas capitales. Por ejemplo la O incorpora una escena que muestra la preparación de los cuerpos para extraer los huesos (ebullición) y hay dos P capitales que muestran a unos querubines ordenando los huesos para formar esqueletos.
A pesar del enorme progreso de la Medicina gracias a la fotografía y a la tecnología de la imagen, y ya no digamos de la realidad virtual, en la enseñanza sigue siendo clave el dibujo porque el dibujo tiene la virtud de hacer esquemático y sencillo -es un decir- lo que es por su naturaleza muy complejo. 
El dibujo no solo permite composiciones muy explicativas y mnemotécnicas sino que enriquece la mirada del dibujante porque le obliga a hacer unas observaciones muy atentas y a abstraer formas y su inserción. He visto atlas de anatomía fotográficos, con piezas cadavéricas rigurosamente preparadas, y el realismo no aporta gran cosa a lo que es capaz de representar el trazo del profesional del dibujo médico.
Muchas veces se han señalado unos detalles de La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp (1632) de Rembrandt, que revelan que el modelo del tronco del cadáver es diferente del de los brazos, indicándose además que el brazo en disección es más grande de lo que le correspondería al cuerpo postrado. Esto en realidad lo que nos recuerda son las dificultades que había para conseguir modelos, el conflicto de la Iglesia con la cirugía (Ecclesia abhorret a sanguine) y cómo lamentablemente la Medicina siempre ha conseguido avanzar mucho con las guerras.
Las reproducciones de las letras capitales llevan como leyenda el nombre del capítulo en el que están insertadas.


Vejiga de la orina
Prefacio
Músculos del pulgar
Músculos el oído interno
Abdomen
Músculos de las mandíbulas
Músculo de la lengua
Introducción
Músculos del muslo
Músculos de los párpados
Úvula
Músculos de la nariz
Músculos de la laringe
Músculos de la pierna
Músculos de la muñeca
Músculos del cuello
Músculos del tórax
Músculos del pies
Músculos de la cabeza
Músculos de los cuatro dedos pequeños
Músculos del ano
Músculos del brazo
Músculos de mejillas y labios
Cuero cabelludo y frente
Músculo del hueso hioides
Pene
Músculos del maxilar inferior
Músculos del húmero
Músculos del oído externo
Testículos
Músculos de los cuatro dedos [pequeños]
Músculos del ojo
Músculos del radio
(c)SafeCreative *1702210788066

19/2/17

Del peine ochentero lila al pompadour hipster pasando por el Nokia 3310

o me extraña que una de las atracciones del próximo Mobile World Congress sea una reelaboración del Nokia 3310 puesto que las prestaciones de los teléfonos inteligentes allanan la imaginación. Las víctimas del ningufoneo (palabra a mi entender mal formada) o y los smombies (smartphone zombies) ejemplifican dos casos de la alienación tecnológica. No espero que el nuevo Nokia 3310 tenga la pantalla de fósforo o no pueda hacer fotografías o carezca de datos y archivos MPEG. Es inverosímil que se lance un móvil sin mensajería instantánea y todas esas prestaciones que nos ofrece Whatsapp o Telegram, Instagram, Messenger, etcétera. Me intriga saber en qué quedará el nuevo Nokia.
Hace unos años estaba en un museo madrileño y tomaba nota de un dato que se mostraba al lado de un cuadro. Entre el cuadro y yo se interpuso una joven que rápidamente tomo una fotografía de la pintura y su rótulo. Me pareció advertir que de alguna manera además pretendía darme una lección. Lo que ignoraba la buena mujer es que los datos que yo tomaba de diversos cuadros formaban una lista que yo ordenaba en mi libretita de forma que por la tarde pude consultar ya en un orden dado sus elementos. Mis notas las tomo formando como un mapa de ideas y esto, de momento, no hay ninguna aplicación que me lo aventaje. Tal vez hay alguna aplicación que pueda hacer lo que digo, pero no con la eficacia ni la rapidez con la que yo manejo mis notas a mano.
El ningufoneo creo que se ha generalizado precisamente entre los más jóvenes y me resulta muy irritante. De hecho cuando estoy con alguien que está demasiado pendiente de su teléfono le ofrezco mi retirada aunque lo haga amablemente, como si no quisiera molestar con mi presencia. Una variante deleznable de ningufoneo es la de quienes revisan o comprueban algo de lo que se habla en la wikipedia para móviles. Deleznable porque no es que comprueben lo que dicen ellos mismos sino que ponen a prueba lo que dicen los demás.
Las aplicaciones que más uso son la agenda, mi asistente de yoga y la cámara, algo de lo que a estas alturas ya no podría prescindir a no ser que no hubiera otro remedio. Y sin embargo casi nunca uso mi móvil en público y mucho menos cuando estoy con otras personas, de la misma manera que no haría otras cosas ninguneadoras.
La imagen de los smombies no tiene precedentes. Pienso en un cliché, el del piadoso leyendo su devocionario, pero esa imagen inspira una atención diferente, sin abducción diríamos. Pero nos sirve para recaer en el hecho de que son objetos de mano, como en algún momento lo fue el abanico, el reloj de bolsillo o el paquete de tabaco. 
Hacia mediados de los setenta estaba de moda entre los jóvenes llevar un peine en el bolsillo de detrás del pantalón tejano. No eran peines como los que de vez en cuando sacaba Elvis Presley en las películas para retocarse el tupé rockabilly o pomp (de Pompadour). Eran peines con mango y de colores primarios y alegres (naranja, verde, amarillo, rosa, azul cielo). Es decir, tal y como se diría en inglés, "in the back pocket of", asomando por el bolsillo de atrás. Por increíble que parezca había miríadas de jóvenes que llevaban un peine que se veía de lejos, en el bolsillo trasero del pantalón. La moda de entonces marcaba llevar los pantalones muy ajustados, de cintura bastante más baja que en los sesenta y con los bajos acampanados, así que el efecto era contundente. 


  
David Sipress ("The New Yorker")

(c)SafeCreative *1702190771614


La letra capital es de Marta Ignerska, nacida el año 1978.

15/2/17

Intermediarios y apomediarios

os usuarios de la sanidad cada vez usan más las fuentes que ofrece internet para consultar información sobre sus dolencias, tratamientos, etcétera. Aceptado que esto es así, desde el punto de vista del documentalista nos llaman la atención dos temas: 1) que existan las herramientas adecuadas para filtrar la información inadecuada, milagrera o simplemente tóxica, y 2) que el personal sanitario se sepa atribuir el papel de apomediador.
El término apomediación fue propuesto por primera vez el año 2008 por Gunther Eysenbach, en su contribución sobre credibilidad de la información sanitaria, “Credibility of Health Information and Digital Media: New Perspectives and Implications for Youth". El término merece una entrada de la P2PF Wiki y lo opone a la intermediación. En la apomediación el "intermediario" no reelabora datos o información sino que guía y ayuda a quien no es especialista para adquirir un conocimiento riguroso. Se hace hincapié en todo lo poco que he podido leer sobre el tema en la oposición de las preposiciones apo- e inter-, puesto que el apomediador se pone el lado de quien busca información mientras que el intermediador se (inter)pone entre la información y  quien busca información.
No sé bien cómo se concreta la apomediación, si se trata de que el médico o la enfermera o el psicólogo o el fisioterapeuta tienen preparadas unas fuentes para encauzar las necesidades de información de los pacientes. Tampoco me queda muy claro si se les dirige a información pensada para pacientes o en pie de igualdad, es decir, si se les dirige a la misma información que usarían los expertos. La realidad de la apomediación a mi entender introduce un factor muy renovador de la consulta médica, una nueva vuelta de tuerca en la despaternalización (término que recreo a cuenta de la desintermediación).
En nuestra profesión la desintermediación no es posible más que como proceso dinámico. El volumen de información y su complejidad obligan a usar plataformas cuyos fuertes y debilidades hay que conocer y no estáticamente, sino de continuo. Con usuarios con bagaje en sus habilidades documentales es posible y deseable la apomediación. Algunas veces yo he podido hacer búsquedas bibliográficas en cuyo diseño y ejecución hemos trabajado a la vez, en apomediación, el experto en el tema que buscamos y yo como experta en usar las bases de datos. Con los usuarios menos expertos o apenas iniciados  también es deseable su participación y marcar la actitud de cooperación y no de intermediación. ¿Cómo se concreta la cooperación? Haciéndole participar del proceso, ajustando la estrategia de búsqueda de acuerdo con su reacción ante los resultados e interrogando sobre su valoración.

Harry Bliss ("The New Yorker")


(C)SafeCreative *1702150746164

15/1/17

La comparación de resultados, un nicho bibliográfico descuidado (2/2)

ara el biblioanálisis de la búsqueda que introduje en el post previo voy a centrarme en los resultados de PubMed y de la Web of Science (WOS). Los resultados de Scopus son muy desconcertantes. Aunque valoro muy positivamente la inclusión de los libros y los capítulos de libros (Fig. 1: 21, 40, 52, 54, 61, 64, 68, 72, 82, 85, 86, 90) la impresión se ve desfavorecida por el ruido de artículos como el 1 o el 9. El primero trata no de nuestro tema del abdomen abierto sino de la reconstrucción de la pared abdominal y de mama. El 9 trata de las ostomías. La referencia 40 (How the snake lost its legs) está totalmente desviada del tema.
El 30 de diciembre en particular pero también los días previos en general (post) Scopus ofrecía un funcionamiento defectuoso que de alguna manera fue anunciado en el blog en un post titulado Scopus experiencing search issues el 23 de diciembre. El día 2 de enero el Twitter de Scopus anunció el restablecimiento sin más, sin que sepamos cual era el problema o qué funciones no trabajaban correctamente. La avería o lo que fuera que fuese no se anunciaba en la propia plataforma. El chat pero también el servicio de atención diferida  (formulario atendido por correo-e) son correctos en las formas, pero algo opacos y en ocasiones reticentes, tal y como he podido experimentar en persona.
El hecho de que ante la enormidad de los resultados (*) de los conjuntos no combinados se obtenga eventualmente un final tan decepcionante no se justifica en mi opinión en el hecho de que la sintaxis de la estrategia fallara. Esto me lleva a señalar que tanto en PubMed como en WOS planteamos exactamente la misma estrategia, mientras que en Scopus tuvimos que ejecutar la búsqueda por pasos y finalmente combinar los conjuntos con los operadores booleanos al uso y en modo Advanced.
Me planteaba después del primer post cómo encarar este biblioanálisis pensando en aquello de a quién dirigirlo, pensando en el público a quien dirigir este post. Si pensara en quienes rigen y distribuyen las bases de datos bibliográficas les sugeriría que tuvieran en cuenta proactivamente a los usuarios con necesidades de información avanzadas y a los profesionales de la documentación. Y cuando digo "usuarios con necesidades de información avanzadas" incluyo a quienes tienen que dar cuenta de la metodología y a quienes tienen que garantizar haber consultado bien las fuentes, sea ante una institución o ante una publicación peer-reviewed. Si me dirigiera a los colegas documentalistas les pediría que no se dejaran llevar tanto por las novedades y los gadgets de los rebrandings y el marketing y volvieran a interesarse por los estándares y los viejos anhelos del control bibliográfico universal. Pero si pensara en los usuarios les aconsejaría que actuaran con método.
*
El hecho de que la búsqueda de PubMed y WOS no sea exactamente reproducible en WOS es una desventaja per se, una complicación, pero además nos recuerda que es un retroceso. Las primeras búsquedas bibliográficas que se hacían telemáticamente en los años 80, en las que consultábamos Medline (el núcleo de PubMed) y a veces Embase, en el host o servidor de DIMDI (Deutsches Institut für Medizinische Dokumentation und Information), tampoco eran exactamente reproducibles. Y cuando pretendíamos ejecutar una búsqueda de PubMed que habíamos hecho en DIMDI  en los servidores de Dialog o DataStar, para acceder a la base de datos del ISI (Institut for Scientific Information de Filadelfia) tampoco. Sin embargo, existía la aspiración de poder consultar todas las bases de datos a la vez en un mismo host. Y eso fue factible en los 90, aunque suponía un costo añadido. Con el advenimiento de los CD-ROM y la gratuidad el año 1996 del acceso a PubMed, las aspiraciones se diluyeron en el deslumbramiento de un soporte user-friendly, esto es "popular".
Ante un análisis muy somero de los resultados obtenidos en PubMed y WOS me detengo en la referencia 27 porque aunque no aparezca en los resultados de la búsqueda en PubMed sí que se encuentra en la base de datos (!), como no es de extrañar dado que es una revista de Traumatología muy importante. Como es un artículo de 2013, la explicación no es una actualización lenta o defectuosa sino que el motor de búsqueda la pasó por alto. La referencia 38 tampoco aparece en los resultados de PubMed, pero no era una referencia que nos interesara. A la vista de los resultados en PubMed y en WOS, cuyo cotejo resiste la crítica más acerba, nada -aparte de algún registro como el que señalo- despierta algo de preocupación. De hecho la tabla sustenta mi criterio de que las búsquedas bibliográficas responsables se deben hacer en las dos bases de datos. Tal vez Scopus, cuando funcione bien, puede aportar resultados más europeos, más libros y el privilegio de obtener pronto preprints del catálogo Elsevier, tan prolijo.

Referencias
PubMed
WOS
Scopus
1
Adetayo OA [et al.] A Meta-analysis of outcomes using acellular dermal matrix in breast and abdominal wall reconstructions. Annals of Plastic Surgery 2016
X
2
Ahmed AK, Hahn DE, Hage JJ, Bleiker EM, Woerdeman LA. Temporary banking of the nipple-areola complex in 97 skin-sparing mastectomies. Plast Reconstr Surg. 2011 Feb;127(2):531-9. doi: 10.1097/PRS.0b013e3181fed578. PubMed [citation] PMID: 21285758
X
3
Akdur A, Kirnap M, Ozcay F, Sezgin A, Soy HEA, Yarbug FK, et al. Large-for-Size Liver Transplant: A Single-Center Experience. Experimental and Clinical Transplantation. 2015;13:108-10.
X
X
4
Alhan D, Sahin I, Guzey S, Aykan A, Zor F, Ozturk S, et al. Staged repair of severe open abdomens due to high-energy gunshot injuries with early vacuum pack and delayed tissue expansion and dual-sided meshes. Ulusal Travma Ve Acil Cerrahi Dergisi-Turkish Journal of Trauma & Emergency Surgery. 2015;21(6):457-62.
X
X
5
Aliev SA, Aliev ES. [Modified method of inguinal hernioplasty]. Vestn Khir Im I I Grek. 2013;172(4):68-71. Russian. PubMed [citation] PMID: 24341249
X
6
Antoniou GA, Antoniou SA, Dodd DP. Use of porcine dermal collagen implant for definite early closure of the open abdomen in aortic surgery. International Angiology. 2012;31(3):303-4.
x
X
7
Arai M, Kushimoto S, Kim S, Masuno T, Hagiwara J, Ishii H, Yokota H. A novel technique for managing open abdomen with the combined use of mesh-mediated traction and the bilateral anterior rectus abdominis sheath turnover flap method: how to do it. Surg Today. 2015 Oct;45(10):1335-9. doi: 10.1007/s00595-015-1133-3. PubMed [citation] PMID: 25708720
X
8
Arul GS, Sonka BJ, Lundy JB, Rickard RF, Jeffery SLA. Management of complex abdominal wall defects associated with penetrating abdominal trauma. Journal of the Royal Army Medical Corps. 2015;161(1):46-52.
X
9
Beitz JM [et al]. Developing evidence-based algorithms for negative pressure wound therapy in adults with acute and chronic wounds. Literature and expert-based face validation results. Ostomy wound management 2012
X
10
Bjorck M, D'Amours SK, Hamilton AER. Closure of the Open Abdomen. American Surgeon. 2011;77(7):S58-S61.
X
X
11
Boezeman RPE, Moll FL, Unlu C, de Vries J-PPM. Systematic review of clinical applications of monitoring muscle tissue oxygenation with near-infrared spectroscopy in vascular disease. Microvascular Research. 2016;104:11-22.
X
X
12
Bruhin A [et al.] Systematic review and evidence based recommendations for the use of negative pressure wound therapy in the open abdomen. International Journal of Surgery 2014
X
13
Burlew CC, Moore EE, Biffl WL, Bensard DD, Johnson JL, Barnett CC. One hundred percent fascial approximation can be achieved in the postinjury open abdomen with a sequential closure protocol. Journal of Trauma and Acute Care Surgery. 2012;72(1):235-41.
X
X
14
Byrnes MC, Reicks P, Irwin E. Early enteral nutrition can be successfully implemented in trauma patients with an "open abdomen". American Journal of Surgery. 2010;199(3):359-62.
X
X
15
Byrnes MC, Riggle A, Beilman G, Chipman J. A Novel Technique To Skin Graft Abdominal Wall Wounds Surrounding Enterocutaneous Fistulas. Surgical Infections. 2010;11(6):505-9.
X
16
Caviggioli F, Klinger FM, Lisa A, Maione L, Forcellini D, Vinci V, et al. Matching biological mesh and negative pressure wound therapy in reconstructing an open abdomen defect. Case reports in medicine. 2014;2014:235930-.
X
X
17
Cheesborough JE, Park E, Souza JM, Dumanian GA. Staged management of the open abdomen and enteroatmospheric fistulae using split-thickness skin grafts. American Journal of Surgery. 2014;207(4):504-11.
X
X
18
Chen K, Huang J-Y, Wang L, Zheng X-T. Femorofemoral bypass allowed limb preservation after late diagnosis of left common iliac artery thrombosis due to blunt trauma: A case report. SAGE open medical case reports. 2015;3:2050313X14567892-2050313X.
X
X
19
Chouhan RS, Bindra A, Mishra N, Hasija N, Sinha S. A rare case of abdominal compartment syndrome following repair of large myelomeningocele. Journal of Pediatric Neurosciences. 2015;10(4):365-7.
X
X
20
Copeland-Halperin LR, Copeland M. Facial Augmentation by Intra-Oral Delivery of Autologous Fat. Archives of Aesthetic Plastic Surgery. 2016;22(1):10-4.
X
21
Crumbley DR. Traumatic wounds: assessment and management [Book chapter] 2015
X
22
Daniel SS, Henry G, Husain AN. Temporal Assessment of Host Response to Acellular Dermal Matrices. Modern Pathology. 2010;23:385A-A.
X
23
De Martino C, Caiazzo P, Albano M, Calbi F, Pastore M, Tramutoli PR. Laparostomy with topical negative pressure for treating severe peritonitis Preliminary eXperience with 16 cases and review of the literature. Annali Italiani Di Chirurgia. 2013;84(4):429-36.
X
X
24
Demaria M [et al.] Effects of negative pressure wound therapy on healing of open wounds in dogs. Veterinary Surgery 2011
X
25
Dennis A, Vizinas TA, Joseph K, Kingsley S, Bokhari F, Starr F, et al. Not so fast to skin graft: Transabdominal wall traction closes most "domain loss" abdomens in the acute setting. Journal of Trauma and Acute Care Surgery. 2013;74(6):1486-92.
X
X
26
Desai KK, Hahn E, Pulikkotill B, Lee E. Negative Pressure Wound Therapy: An Algorithm. Clinics in Plastic Surgery. 2012;39(3):311-+.
X
X
X
27
Diaz JJ, Jr., Cullinane DC, Khwaja KA, Tyson GH, Ott M, Jerome R, et al. Eastern Association for the Surgery of Trauma: Management of the open abdomen, Part III-Review of abdominal wall reconstruction. Journal of Trauma and Acute Care Surgery. 2013;75(3):376-86.
X
28
DiCocco JM, Fabian TC, Emmett KP, Magnotti LJ, Goldberg SP, Croce MA. Components separation for abdominal wall reconstruction: the Memphis modification. Surgery. 2012 Jan;151(1):118-25. doi: 10.1016/j.surg.2011.06.034. PubMed [citation] PMID: 21943637
X
X
29
Dissanaike S. Skin grafts for the open abdomen. American Journal of Surgery. 2014;208(5):870-1.
X
X
30
Dogan T. Umbilicoplasty in abdominoplasty: a new approach. Ann Plast Surg. 2010 Jun;64(6):718-21. doi: 10.1097/SAP.0b013e3181b02210. PubMed [citation] PMID: 20407366
X
31
Egeberg A, Rasmussen MK, Sorensen JA. Comparing the donor-site morbidity using DIEP, SIEA or MS-TRAM flaps for breast reconstructive surgery: A meta-analysis. Journal of Plastic Reconstructive and Aesthetic Surgery. 2012;65(11):1474-80.
X
32
Friese RS. The Open Abdomen: Definitions, Management Principles, and Nutrition Support Considerations. Nutrition in Clinical Practice. 2012;27(4):492-8.
X
X
33
Fujisawa D, Sekine H, Okano T, Sakurai H, Shimizu T. Ex Vivo Prefabricated Rat Skin Flap Using Cell Sheets and an Arteriovenous Vascular Bundle. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2015 Jul 8;3(6):e424. doi: 10.1097/GOX.0000000000000400. PubMed
[citation] PMID: 26180725, PMCID: PMC4494494
X
34
Gal J [et al.] Positioning of urological procedures. Anesthesia for Urologic Surgery 2014
X
35
Garrigós X, Guisantes E, Oms L, Mato R, Ruiz D, Prat J. Combination of different V.A.C.® therapy devices for the closure of complex abdominal defects. Combinación de distintos dispositivos de Terapia V.A.C.® para el cierre de defectos abdominales complejos. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana. 2014;40(3):243-51.
X
36
Gertz SD, Rubinstein C, Bulut A, Berlatzky Y, Beeri R, Gilon D, et al. Recent Advances in the Treatment of Abdominal Aortic Aneurysm: Role of Phototherapy. New Horizons in Cardiovascular Diseases. 2010:249-57.
X
37
Gupte GL, Haghighi KS, Sharif K, Mayer DA, Beath SV, Kelly DA, et al. Surgical complications after intestinal transplantation in infants and children-UK experience. Journal of Pediatric Surgery. 2010;45(7):1473-8.
X
X
38
Hallock GG. Delayed abdominal wall reconstruction of giant ventral hernias using the anterolateral thigh free flap for skin coverage. Journal of Trauma and Acute Care Surgery. 2012;73(4):1028-30.
X
39
Hardwicke J, Wright TC, Hargest R, Dickson W. The use of the FleXi-Seal Faecal Management System in laparostomy wounds involving enterocutaneous fistula. Annals of the Royal College of Surgeons of England. 2010;92(4):W12-4.
X
X
40
Held LI. How the snake lost its legs: Curious tales from the frontier of evo-devo [Book]
X
41
Heller L [et al.] Component separations. Seminars in Plastic Surgery 2012
X
42
Herlin C [et al.] Three-dimensional study of the skin/subcutaneous complex using in vivo whole body 3T MRI: review of the literature and confirmation of a generic pattern of organization. Surgical and Radiologic Anatomy 2015
X
43
Higa G. A difficult abdomen: clinical course-based management [Book chapter] 2014
X
44
Hishida M, Toriyama K, Yagi S, Ebisawa K, Morishita T, Takanari K, Kamei Y. Does a muscle flap accelerate wound healing of gastric wall defects compared with an omental flap? Int J Surg. 2015 Jun;18:41-7. doi: 10.1016/j.ijsu.2015.03.022. PubMed [citation] PMID: 25865082
X
45
Huang C [et al.] Effect of negative pressure wound therapy on wound therapy. Current problems on Surgery 2014
X
46
Ishida LH, Longo MVL, Alves HRN, Utsonomia K, Ishida LC, Besteiro JM, et al. Biomechanical analysis of sutures used for mesh fixation in the donor area after removal of the rectus abdominis muscle. Journal of Plastic Reconstructive and Aesthetic Surgery. 2010;63(12):E807-E10.
X
47
Iype S, Butler A, Jamieson N, Middleton S, Jah A. Delayed dynamic abdominal wall closure following multi-visceral transplantation. International journal of surgery case reports. 2014;5(12):988-91.
X
X
48
Jannasch O, Lippert H, Tautenhahn J. A Novel Device for Treating Enteroatmospheric Fistulae in the Open Abdomen. Zentralblatt Fur Chirurgie. 2011;136(6):585-9.
X
X
49
Kääriäinen M, Kuuskeri M, Helminen M, Kuokkanen H. Greater Success of Primary Fascial Closure of the Open Abdomen: A  Retrospective Study Analyzing Applied Surgical Techniques, Success of Fascial Closure, and Variables Affecting the Results. Scand J Surg. 2016 Aug 15. doi:pii: 1457496916665542. [Epub ahead of print] PubMed [citation] PMID: 27528695
X
50
Kaariainen M, Kuokkanen H. PRIMARY CLOSURE OF THE ABDOMINAL WALL AFTER "OPEN ABDOMEN" SITUATION. Scandinavian Journal of Surgery. 2013;102(1):20-4.
X
X
X
51
Kaufmann P, Prado LGM, Basile VVDA, Mazzarone F, Pitanguy I. Assessment of vertical scar migration after classical abdominoplasty followed by lower abdominal flap fixation. Revista Brasileira de Cirurgia Plástica. 2011;26(3):502-6.
X
52
Kransdorf MJ. Imaging of soft tissue tumors. 3rd. ed. [Book] 2013
X
53
Kim JH, Park SJ, Yun SP, Choi SW, Kim SH. Early Definitive Closure of an Open Abdomen by Using Porcine Dermal Collagen Graft: A Case Report. Journal of the Korean Society of Traumatology. 2013;26(1):14-7.
X
54
Kushimoto S, [et al.] Complex tissue transfer in the management of abdominal wall defects [Book chapter] 2013
X
55
Layton B, Dubose J, Nichols S, Connaughton J, Jones T, Pratt J. Pacifying the open abdomen with concomitant intestinal fistula: a novel approach. Am J Surg. 2010 Apr;199(4):e48-50. doi: 10.1016/j.amjsurg.2009.06.028. PubMed [citation] PMID:  20359566
X
56
Leppaniemi A, Tukiainen E. RECONSTRUCTION OF COMPLEX ABDOMINAL WALL DEFECTS. Scandinavian Journal of Surgery. 2013;102(1):14-9.
X
57
Leppaniemi A, Tukiainen E. Planned Hernia Repair and Late Abdominal Wall Reconstruction. World Journal of Surgery. 2012;36(3):511-5.
X
X
58
Luo RB, Xu YA, Zhong HM, Zhang YF. Case Report: Local skin flap with vacuum-seal drainage to facilitate healing of ACS. Genet Mol Res. 2015 Apr 10;14(2):2953-7. doi: 10.4238/2015.April.10.3. PubMed [citation] PMID: 25966057
X
59
Luttrell TC, Khashwj H, Ingalls N, Coates J. Challenges of Complex Open Abdominal Wound Management in Trauma: A Novel Use of Chitosan and Hyaluronic Acid as a 3-Dimensional Scaffold to Overcome Resilient Open Abdomen Infections. J Am Coll Clin Wound Spec. 2016 Mar 3;7(1-3):25-29. doi: 10.1016/j.jccw.2016.02.001. PubMed [citation] PMID: 28053865, PMCID: PMC5196496
X
60
Manterola C, Moraga J, Urrutia S. Contained laparostomy with a Bogota bag. Results of case series. Cirugia Espanola. 2011;89(6):379-85.
X
X
61
Marani E [et al.] The pelvis : gender and society [Book]
X
62
Martinhao Souto LR, Athayde Cardoso LA, Claro BM, de Oliveira Peres MA. Double-Mesh Technique for Correction of Abdominal Hernia Following Mammary Reconstruction Carried Out with Bipedicled TRAM Flap and the Primary Closing of the Donor Area by Using a Single Polypropylene Mesh. Aesthetic Plastic Surgery. 2011;35(2):184-91.
X
63
Mazzocchi M [et al.] A study of intraabdominal pressure modification in “component separation” technique for repair of incisional hernia. Annali Italiani di Chirurgia. 2010
X
64
Mcgibbon DH. Subcutaneos fat [Book chapter] 2010
X
65
Moues CM, Heule F, Hovius SER. A review of topical negative pressure therapy in wound healing: sufficient evidence? American Journal of Surgery. 2011;201(4):544-56.
X
66
Muhammad Y, Gondal KM, Khan UA. Use of the "bogota bag" for closure of open abdominal wound after exploratory laparotomy - our experience at Mayo Hospital Lahore. Journal of the Pakistan Medical Association. 2016;66(8):980-3.
X
67
Munoz Munoz E, Pardo-Aranda F, Garcia-Olivares E, Patricia Pontes De Sousa S, Forcada P, Veloso E. Omental patch reinforced with polypropylene mesh and split-thickness skin grafting: A new procedure to close the "open abdomen". International Journal of Surgery Case Reports. 2016;25:153-5.
X
X
X
68
Narayan M [et al.] Reconstruction of abdominal wall in trauma patients after damage control [Book chapter] 2013
X
69
Neligan PC [et al.] Versatility of the pedicled anterolateral thigh flap. Clinics in Plastic Surgery 2010
X
70
Ng JWG, Cairns SA, O'Boyle CP. Management of the lower gastrointestinal system in burn: A comprehensive review. Burns. 2016;42(4):728-37.
X
X
71
Nolff MC, Meyer-Lindenberg A. Negative Pressure Wound Therapy (NPWT) in small animal medicine. Mechanisms of action, applications and indications. Tieraerztliche Praxis Ausgabe Kleintiere Heimtiere. 2016;44(1):26-37.
X
X
X
72
Ombregt L. A system of orthopaedic medicine. 3rd ed. [Book]
X
73
Ohno T, Inoue K, Tokai H, Nagayoshi S, Yoneda A, Ohno S, et al. FREE DERMAL FAT GRAFT FOR BREAST RECONSTRUCTION WITH SIMULTANEOUS BREAST-CONSERVING SURGERY. Breast. 2013;22:S78-S.
X
74
Orgill DP, Bayer LR. Update on Negative-Pressure Wound Therapy. Plastic and Reconstructive Surgery. 2011;127(1):105S-15S.
X
75
Parshikov VV [et al.] components separation technique in treatment of patients with ventral and incisional hernias (Review). Sovremennye Tehnologii v Medicine 2016
X
76
Petro CC, Como JJ, Yee S, Prabhu AS, Novitsky YW, Rosen MJ. Posterior component separation and transversus abdominis muscle release for complex incisional hernia repair in patients with a history of an open abdomen. Journal of Trauma and Acute Care Surgery. 2015;78(2):422-9.
X
X
77
Qiu Z, Yang Y, Zhang Y, Sun Y-c. Modified biological training model for percutaneous renal surgery with ultrasound and fluroscopy guidance. Chinese Medical Journal. 2011;124(9):1286-9.
X
X
78
Raber MH, Steenvoorde P, de Wit R. Stomal Mucocutaneous Dehiscence as a Complication of a Dynamic Wound Closure System Following Laparostomy: A Case Report. Ostomy Wound Management. 2011;57(1):34-7.
X
X
79
Ramsay PT, Mejia VA. Management of enteroatmospheric fistulae in the open abdomen. Am Surg. 2010 Jun;76(6):637-9. PubMed [citation] PMID: 20583522
X
80
Ren J, Yuan Y, Zhao Y, Gu G, Wang G, Chen J, et al. Open Abdomen Treatment for Septic Patients with Gastrointestinal Fistula: From Fistula Control to Definitive Closure. American Surgeon. 2014;80(4):339-47.
X
X
81
Reynoso JF, Christensen D, Latifi R. Heterotopic mesenteric ossification as a cause of persistent enterocutaneous fistula: overview of the literature and addition of a new case. European Surgery-Acta Chirurgica Austriaca. 2012;44(4):285-90.
X
82
Richards A [et al.] Key notes on plastic surgery. 2nd ed. [Book] 2014
X
83
Rodrigues MA [et al.] Ventilatory function and intra-abdominal pressure in patients who underwent abdominoplasty with placation of the external oblique aponeurosis. Aesthetic Plastic Surgery 2013
X
84
Sartelli M [et al.] The role of the open abdomen procedure in managing severe abdominal sepsis: WSES position paper. World Journal of Emergency Surgery. 2015
X
85
Schleip R [et al.] Fascia: the tensional network of the human body: the science and clinical applications in manual and movement therapy [Book] 2012
X
86
Sheikh F [et al.] The use of negative pressure wound therapy in children: an updated review [Book chapter] 2015
X
87
Schmelzle M, Alldinger I, Matthaei H, Aydin F, Wallert I, Eisenberger CF, Schulte Am Esch J 2nd, Dizdar L, Topp SA, Yang Q, Knoefel WT. Long-term vacuum-assisted closure in open abdomen due to secondary peritonitis: a retrospective evaluation
of a selected group of patients. Dig Surg. 2010;27(4):272-8. doi:
10.1159/000314609. PubMed [citation] PMID: 20664203
X
88
Shepetko EN, Yanyuk SV, Zuyenko VV, Kozak YS. [VACUUM THERAPY OF INFECTED WOUNDS IN LAPAROSTOMY IN ABDOMINAL SURGERY]. Klin Khir. 2015 Jun;(6):70. Russian. No
abstract available. PubMed [citation] PMID: 26521475
X
89
Srivastava N, Singh RG, Alok K, Singh S. Variation of body fat percentage with special reference to diet modification in patients with chronic kidney disease: a longitudinal study. Saudi J Kidney Dis Transpl. 2014 Jul;25(4):793-800. PubMed [citation] PMID: 24969190
X
90
Sucher JF [et al]. Abdominal wall hernias [Book chapter] 2016
X
91
Takeuchi N, Masumoto K, Nojiri J, Akiho S, Hotokezaka S, Sasaki K, et al. Open pelvic ring fracture and multiple fractures of the lower extremities: a case report. Fukuoka igaku zasshi = Hukuoka acta medica. 2014;105(1):22-7.
X
X
92
Tavusbay C, Genc H, Cin N, Kar H, Kamer E, Atahan K, et al. Use of a vacuum-assisted closure system for the management of enteroatmospheric fistulae. Surgery Today. 2015;45(9):1102-11.
X
X
93
Veličkov AV [et al.] Tensor fascia lata flap is a workhorse for defects after inguinal lymph node block dissection. Srpski Arhiv za Celokupno Lekarstvo 2016
X
94
Wang G, Ren J, Liu S, Wu X, Gu G, Li J. "Fistula patch": making the treatment of  enteroatmospheric fistulae in the open abdomen easier. J Trauma Acute Care Surg.  2013 Apr;74(4):1175-7. doi: 10.1097/TA.0b013e318282705e. PubMed [citation] PMID:23511162
X
95
Wang TY, Elliott R, Low DW. Damage Control Abdomen Single-Stage Reconstruction Using a Vicryl Mesh Buttress. Annals of Plastic Surgery. 2013;70(3):324-30.
X
X
X
96
Xia D, Fu G, Ma Z, Wu S, Zhang L, Jia J. Vascularized composite flap with iliac crest and internal oblique muscle of abdomen for half mandibular reconstruction. Zhonghua zheng Xing wai ke za zhi = Zhonghua zhengXing waike zazhi = Chinese journal of plastic surgery. 2015;31(2):85-8.
X
X
97
Yin J-Y, Li Y-S, Wang J, Zhao B-C, Li J-S. Development of Two Enteroatmospheric Fistulae After Split-thickness Skin Grafting: A Case Report. Ostomy Wound Management. 2013;59(6):48-51.
X
X
98
Yin J, Wang J, Yao D, Zhang S, Mao Q, Kong W, et al. Is It Feasible to Implement Enteral Nutrition in Patients With Enteroatmospheric Fistulae? A Single-Center Experience. Nutrition in Clinical Practice. 2014;29(5):656-61.
X
X
99
Yuan Y, Ren J, He Y. Current status of the open abdomen treatment for intra-abdominal infection. Gastroenterology research and practice. 2013;2013:532013-.
X
X
X
X
100
Yuan Y, Ren J, Zhang W, Chen J, Li J. The Effect of Different Temporary Abdominal Closure Materials on the Growth of Granulation Tissue After the Open Abdomen. Journal of Trauma-Injury Infection and Critical Care. 2011;71(4):961-5.
X
X
Fig. 1 - Resultados de la búsqueda en tres bases de datos

_____________
(*)

(c)SafeCreative *1701160373360